No entraba realmente dentro de las previsiones de los expertos, pero con la presentación de Windows 10, la última versión del sistema operativo de Microsoft, la compañía desveló una cosa más. Se llama HoloLens y marca la entrada de la compañía en el terreno de la realidad aumentada.

La herramienta es, según explica Microsoft en su site, “la más avanzada plataforma de computación holográfica” y emplea el sistema operativo de la compañía. “Por primera vez, Microsoft HoloLens trae hologramas de alta definición a tu día a día, donde se integran con tus lugares físicos, espacios y cosas”. El consumidor solo necesita ponerse unas gafas específicas para poder ver acceder a toda la información que ofrece la herramienta, que puede ser desde ver cómo sería la superficie de Marte hasta desplegar un recetario delante de los muebles de la cocina.

La compañía ha trabajando en los últimos años (y de forma bastante secreta) en el desarrollo de este producto, en el que han participado algunos de los cerebros que han estado detrás de Kinect, el periférico de gaming que lanzó hace unos años bajo la idea de que ‘convertías tu cuerpo en el mando de juego’ y que se convirtió en un gran éxito.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *